lunes, 18 de septiembre de 2017

Complicidades en el feminicidio de Mara Fernanda

Fauna Política


En el homicidio de Mara se ven la cola de los bribones
Por Rodolfo Herrera Charolet

El 15 de septiembre de 2017 el gobernador del Estado, Antonio Gali Fayad, informó que lamentablemente fue encontrado el cuerpo de Mara Fernanda Castilla Miranda, a las 13 horas en la zona Xonacatepec y Barranca Honda, en los límites de Puebla y Tlaxcala, quien de acuerdo a las investigaciones hasta ahora realizadas, fue asesinada por un taxista privado de nombre Ricardo Alexis quien atendió el servicio a través de la aplicación de Cabify. Es la víctima 83 de feminicidio en Puebla en lo que va del 2017.


Con los datos que se han dado a conocer se puede intuir la verdad del lamentable hecho.

Mara acompañada de una amiga (quien narra los hechos) recorrieron varios antros (Abolengo, Container, The Brontx) ubicados en San Andrés Cholula, de las 22:30 horas a las 00:30 horas del día 8 de septiembre, como no pudieron tener acceso al bar Abolengo decidieron quedarse en el bar The Brontx en donde pidieron una promoción de dos botellas de Whisky pero les dieron cuatro, para un grupo de doce personas que estaban en la mesa. Tras la convivencia con algunos problemas de acoso, la narradora decidió retirarse cerca de las 4 de la madrugada, eran las 3:40 horas, Mara ya estaba “tomada” y por comentarios ella abordó un Cabify porque el conductor que la llevaba fue detenido por el operativo Alcoholímetro frente al Salón Social Girasoles en San Andrés Cholula (según el dicho de su amiga que tomó un Uber).

A las 5:10 de esa madrugada, la joven asesinada de apenas 19 años de edad y estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) inició su viaje a bordo de un auto taxi con aplicación Cabify.

El vídeo de seguridad del fraccionamiento en donde vivía Mara confirma que el conductor estuvo 30 minutos frente al domicilio, pero nunca bajó del auto. Lo que hace suponer que la chica, tras el efecto del alcohol durante el viaje se durmió y el conductor al llegar al domicilio se percató de ello. Así que espero a que despertara, en esos treinta minutos sus bajos instintos afloraron para abandonar la cordura el hombre. Se retiró del lugar con la hermosa niña dormida en el asiento trasero. El viaje hacia un lugar cercano inició con una escala intermedia en un Oxxo en donde el conductor habría adquirido condones y licor. De acuerdo a la aplicación del geolocalizador del celular del conductor. Los vídeos del negocio confirman que realizó compras antes de las 6:47 horas, antes de llegar al motel en donde salió a las 8:15, reportándose el faltante de una de una sábana y una toalla.

Entre las 6:47 y las 8:15 el conductor habría abusado de la chiquilla, que despertó en algún momento y trató de defenderse, así que fue asfixiada, posiblemente golpeada (como lo confirman los rastros de sangre en la habitación). Desnuda fue envuelta en la sabana y con la toalla en la cabeza introducida al auto, que salió del motel “El Sol” en la 11 Sur (Como lo confirman los vídeos del establecimiento) para dirigirse a los límites de Tlaxcala, entreXonacatepec y Barranca Honda, en donde fue encontrada 7 días después, igual ultrajada, igual muerta, igual desnuda.

Sin mencionar por ahora, la irresponsabilidad y corrupción imperante, puedo afirmar que en el homicidio de Mara se ven las colas de los bribones.

¿O no lo cree usted?











No hay comentarios:

Publicar un comentario